Shiatsu

En una sesión de Shiatsu se trabaja con distintas técnicas de presión, realizadas sobretodo con pulgares y palmas de las manos, en la que se va siguiendo el recorrido de los canales de energía (merdianos) y/o ciertos puntos específicos. Sus efectos se sienten en todo el cuerpo y no solo en el lugar del síntoma o dolor.

Beneficios:

  • Beneficia el Sistema Nervioso Central.
  • Estimula la circulación sanguínea y linfática.
  • Equilibra los sistemas nervioso, respiratorio y digestivo.
  • Estimula el sistema inmunológico.
  • Ejerce un efecto depurativo en el organismo.
  • Libera el estrés, la tensión y la ansiedad.
  • Mejora el rendimiendo físico y psicoemocional.

El Shiatsu o digitopuntura japonesa, se remonta a más de 2500 años en el pasado, cuando en las montañas del norte de China, los sacerdotes taoistas practicaban el Do-In, un sistema de ejercicios y de automasajes que se ejecutaba a través puntos de presión, los cuales facilitaban la desintoxicación, el rejuvenecimiento y la armonización de la fuerza vital.

Hacia el siglo X, las antiguas técnicas curativas y ejercicios importados de China, se conjugan con las prácticas curativas japonesas, adquiriendo una identidad propia. 

Desde el año 1955, el Shiatsu ha sido reconocido por el Ministerio de Salud y Bienestar Social de Japón como práctica del Sistema de Salud de ese país. Su técnica ha sido definida de la siguiente manera:


La terapia Shiatsu es una forma de manipulación administrada con los pulgares, dedos y palmas de las manos, sobre la totalidad del cuerpo. El paciente se posa a nivel del suelo y se trabaja sobre la ropa de este. Shiatsu es útil en muchos campos de la salud, ya sea para: la piel, músculos o tendones, corregir disfunciones internas, promover y mantener la salud general (sistema inmunológico) y tratar enfermedades específicas de larga data, tanto emocionales como funcionales.

 

 

Ver todas las terapias »

 

Escuela Tai Chi y Chi Kung Clásicos