Terapia Floral DEE

Las esencias florales son preparados naturales de flores silvestres, cuyas propiedades terapéuticas fueron descubiertas, entre los años 1928 y 1936, por el Dr. Edward Bach, médico inglés, bacteriólogo, homeópata, miembro de la masonería y aficionado al estudio de la astrología, la alquimia y la botánica hermética. El mérito del Dr. Bach fue percibir y comprobar las propiedades curativas de los elixires elaborados con las flores de 38 plantas, que a excepción del Olivo y la Vid, crecen en la campiña inglesa. El grupo de esencias preparadas originalmente por Bach son las esencias de 1ª generación.

¿Qué es lo que sanan estos preparados florales?: los desórdenes afectivos, el equilibrio emocional y mental perturbado por el temor, la incertidumbre, el odio, el resentimiento, la desesperación. Aquellos excesos determinarán importantes fisuras en los pilares de la personalidad que pueden hacer muy desdichado al ser y acaban por enfermarlo físicamente. Las esencias florales de Bach resultan de una utilidad extraordinaria para el desarrollo de lo más básico en la vida de una persona: la autoestima, el cuidado preventivo de la salud física, emocional y el desarrollo mental.

La terapia floral tiene 70 años de historia y eso implica una importante cantidad de casos clínicos resueltos y publicados que avalan su efectividad. Cuenta con la ventaja de no tener contraindicaciones ni provocar efectos indeseables, además de ser compatible con cualquier tipo de tratamiento. Buena parte de sus usuarios son psicólogos, psiquiatras, médicos clínicos y buena parte de los profesionales alternativos de la salud que tienen el mérito de ser los responsables de su difusión. Sin embargo, el empleo de las esencias florales no se limita al profesional de la salud, es habitual encontrarlas en el hogar de toda persona preocupada por su bienestar emocional y el de sus seres queridos.

Es en la actualidad un sistema de curación ampliamente difundido en América y Europa

Ver todas las terapias »

 

Escuela Tai Chi y Chi Kung Clásicos